Posted by: bishopgonzalez | December 29, 2013

Que cada hogar sea otro Nazaret

Que cada hogar sea otro Nazaret

holy family 2
MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

» Eclo 3,2-6
» Sal 127
» Col 3,12-21
» Mt 2,13-15. 19-23

Hoy celebramos la fiesta de la Sagrada Familia. Para mí una de las más bonitas de todo el calendario. Si miramos a la constitución de la misma, el misterio que se nos presenta es de inmensa magnitud, y la enseñanza que encontramos en el mismo es algo extraordinario. Dios interviene directamente en su formación, y Dios mismo decide hacerlo al entrar a formar parte visible de nuestra raza. Podía haberlo hecho de muchas otras formas y, sin embargo, su preferencia fue que para hacerse como uno de nosotros se encarnó en una mujer, y nació bebé. El que nos iba a salvar, se hizo niño y como todo niño poniéndose en las manos de la humanidad para que lo cuidara.

El papa Pablo VI, de feliz memoria, en su visita a Nazaret el 5 de enero de 1964, hace cincuenta años, al hablar de esta familia santa decía que “Nazaret es la escuela donde empieza a entenderse la vida de Jesús… Aquí aprendemos a observar, a escuchar, a meditar, a penetrar en el sentido profundo y misterioso de esta sencilla, humilde y encantadora manifestación del Hijo de Dios entre los hombres. Aquí se aprende incluso, quizá de una manera casi insensible, a imitar esta vida”.

A finales del siglo XIX, un gran apóstol de la familia pedía a sus seguidores, a todos aquellos que le escuchaban que oraran y trabajaran para que cada “hogar fuera otro Nazaret”.

A la familia se le ha llamado la célula de la sociedad, y el beato Juan Pablo II afirmaba que en “la familia se fragua el futuro de la sociedad”. Creo que esta es una de esas frases que debe hacer historia, y tal vez no la oímos mucho por ser tan obvia. El ser humano nace de lo más indefenso posible y en medio de la mayor necesidad: necesidad física, afectiva, espiritual. En la familia se acepta a la persona tal y como es, con la esperanza de que siempre se vaya perfeccionando, creciendo en todos los aspectos que le ayuden a llegar a la madurez en todos los aspectos que componen el ser humano.

El espacio que aquí tenemos es un tanto reducido y no da para mucho. Sin embargo, podemos afirmar que la familia, en su acepción más amplia, ha cambiado y hoy esa realidad tan humana se manifiesta en formas muy distintas y que da motivo y oportunidad para el debate, el examen, el estudio y la experiencia. Los que a ella se refieren cubren un extenso panorama y van desde el profeta apocalíptico hasta aquel que nada le importa, del que todo lo ve mal hasta el que defiende lo que más le gusta y menos exige.

En este corto espacio yo quisiera enfatizar lo que según las lecturas de hoy nos proponen. Comenzando por la primera vemos a la Sabiduría pidiéndonos respeto, servicio, auxilio, todo como expresión del amor, recordándonos el cuidado de los ancianos, algo que tanto repite el papa Francisco. En la segunda lectura, aunque Pablo habla sobre la comunidad, posiblemente también se puede aplicar a la familia, incluso con la esperanza de que en algún momento el mundo entero se convierta en verdadera familia y pide misericordia, bondad, humildad, dulzura, comprensión, perdón y AMOR, por encima de todo.

Estas virtudes hacen que la familia sea lo que debe ser. Estas virtudes la fortalecen para enfrentarse a cualquier amenaza que venga en contra de ella, por más fuerte que sea, como vemos en el evangelio de hoy. El recién nacido es amenazado de muerte y sus padres emprenden un largo y doloroso viaje al exilio, como muchos de nuestros hermanos que hoy en día tienen que sufrir pues sus vidas están amenazadas por los narcos, por la pobreza, por el hambre, por el desempleo, por la falta de escuelas, por la inseguridad bajo tantas amenazas.

Tal vez podríamos hacer una oración, como la expresada por Javier Prat Cambra en uno de sus dibujos que representan a la Sagrada Familia huyendo a Egipto: “…coge al niño y a su madre… borra las fronteras, rompe las aduanas, deroga las leyes, legaliza los papeles…y no huyas, porque el mundo es tu casa”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: