Posted by: bishopgonzalez | January 19, 2014

No contentarse con ser una copiadora espiritual

No contentarse con ser una copiadora espiritual

ssc-battesimo

MONS. FRANCISCO GONZáLEZ, SF Obispo Auxiliar de Washington

Is 49,3.5-6

Sal 39

1 Cor 1,1-3

Jn 1,29-34

Estamos hoy en el segundo domingo del Tiempo Ordinario. Además de la celebración del misterio Pascual y del Nacimiento de Jesús junto con la preparación a los mismos (Adviento y Cuaresma) tenemos un poco más de treinta domingos que conocemos por Tiempo Ordinario, en los que, como nos recuerda el gran liturgista Andrés Pardo, “no se celebra ningún misterio en particular, sino el conjunto de la Historia de la Salvación”.

Entre las fiestas de Navidad y el comienzo de la Cuaresma vamos a tener seis domingos del Tiempo Ordinario. Hoy tomamos la primera lectura del profeta Isaías (49, 3.5-6) que corresponde al segundo Canto del Siervo de Yavé. Toda profecía dice más de lo que se ve a primera vista, pues habla del futuro y cubre territorio desconocido, incluso para el mismo profeta, pues es Dios el que verdaderamente habla.

En la lectura de hoy dice al siervo que quiere que sea algo más que siervo, quiere que sea “luz de las naciones”. Tal vez este mismo deseo de Dios va dirigido a nosotros, que en muchas ocasiones respondemos al llamado de Dios en un grado mínimo, en vez de como recomienda San Ignacio de Loyola: “Con toda libertad y generosidad”. Nos parecemos un poco al Hijo Pródigo que se contenta con que le traten como  “siervo”, porque eso requiere menos esfuerzo que “ser y vivir como verdadero hijo”.

Pablo (2 lectura) escribe a la comunidad de Corinto y comienza proclamándose “apóstol de Jesucristo, por voluntad de Dios”. Algunos han cuestionado su autoridad y él quiere reafirmarla como es su derecho, porque la carta que sigue va a ser dura. Corinto es una gran metrópolis, es un maremágnum de ideas, comercio, gente, religiones. Es una ciudad donde abunda la dolce vita y todo eso está penetrando a la comunidad cristiana. A Pablo le han llegado malas noticias y escribe esta carta que como veremos en sucesivos domingos les llama la atención en lo que se refiere a su fe, su compromiso, su comportamiento. Para aquellos cristianos de Corinto, venidos del paganismo, no les era fácil cristianizar la cultura dominante de un entorno descrito como: “Gran ciudad entre las griegas, puerto comercial y cruce de corrientes culturales y religiosas, con fama de libertinaje en sus costumbres”.

Con el evangelio de hoy, que lo tomamos de San Juan (1, 29-34), nos encontramos con un reto extraordinario: ¿conocemos al Mesías? Juan nos presenta a Jesús como el Cordero de Dios, aunque dice que no lo conocía, pero que el que lo envió le había dado la señal: “Aquel sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con el Espíritu Santo”.

Nosotros nos hemos declarado seguidores de ese Mesías, de Jesús, del Cordero de Dios. Nosotros hemos sido bautizados y recibido el Espíritu Santo. ¿Cómo está nuestra relación con Jesucristo? Hay un gran peligro para nuestra vida espiritual y es el encasillarse en una devoción particular, en una práctica religiosa confortable, en unas estructuras y tradiciones recibidas que no nos atrevemos a constantemente revivificar y podemos llegar fácilmente a fosilizar nuestra relación con Dios, a contentarnos con ser “siervos y no hijos”. A veces nos contentamos con ser una copiadora espiritual que te repite lo mismo, pero que falta originalidad, la originalidad que viene de la constante apertura al poder y energía del Espíritu Santo.

“Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad. (Salmo 39)


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: