Posted by: bishopgonzalez | February 14, 2013

La Cuaresma, tiempo fuerte

La Cuaresma, tiempo fuerte
Image
MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

• Dt 26,4-10
• Sal 90
• Rom 10,8-13
• Lc 4,1-13

Hace cuatro días dimos comienzo oficial a la Santa Cuaresma. Cuarenta días de preparación para las grandes y hermosas celebraciones de la Semana Santa. Cuaresma, tiempo de cambio, de conversión, como se nos recordó el Miércoles de Ceniza. La Cuaresma, tiempo fuerte, como también se le conoce.

En la primera carta de Pedro leemos: “Sed sobrios, estad despiertos: vuestro enemigo, el diablo, como león rugiente, ronda buscando a quien devorar; resistidle, firmes en la fe”.

Estas palabras de Pedro nos pueden servir muy bien como introducción al pasaje evangélico de hoy, donde leemos ese evento en la vida de Cristo cuando Él mismo, es tentado por el diablo, y donde sabe resistirlo y vencerle. A pesar de esta derrota el Diablo no se da por vencido, como nos lo recuerda la última frase de la lectura evangélica: “el demonio se marchó hasta otra ocasión”.

Comenzamos con el cuatro capítulo de San Lucas. Jesús ha sido bautizado y va a experimentar un cambio rotundo en su vida pasando de ciudadano de pie, podríamos decir, a misionero, predicador, profeta, evangelizador. Tiene un mensaje que comunicar. En su bautismo se oyó la voz del Padre, que no solo lo proclamaba su hijo predilecto, sino que instaba a todos a escucharle.

Y así, lleno del Espíritu Santo, Jesús pasa cuarenta días en el desierto, y lo hace sin comer y sufriendo las constantes tentaciones del diablo. Al final de esa permanencia en el desierto, permanencia que nunca es permanente sino transitoria, como en el caso del pueblo elegido, Jesús sintió hambre. Y así comienza su prueba, el diablo lo ha estado tentando, pero ahora Jesús está sintiendo una debilidad y una necesidad, y el enemigo con cara de buen amigo se le acerca para ayudarle.

El diablo comienza su ataque, como siempre, hacienda que nos fijemos en nosotros mismos, en nuestra necesidad, y así reta a Jesús: Si eres Hijo de Dios, si tienes hambre, la solución está en tus manos convirtiendo estas piedras en pan. ¿Cuántos de nosotros habrías optamos por dicha solución? Posiblemente bastantes, pero con la respuesta de Jesús, Él nos hace pensar e ir un poco más lejos. Si necesitamos comer para vivir, pero eso no es lo único. Para ser verdaderamente personas ese pan debe ser mucho más que lo que nosotros entendemos por pan. Nuestro verdadero alimento, el alimento del ser humano, o mejor dicho el ser humano para verdaderamente serlo necesita del alimento que nos ponen en la mesa, sino de otras muchas cosas más.

La tentación continúa, pues el diablo lleva a Jesús bien alto desde donde se pueden observar todos los reinos del mundo, y le ofrece el poder y la gloria, con el pequeño requisito de tenerse que hincar de rodillas delante del maligno. Esta sí que es una tentación muy atractiva: poder y gloria. ¿Cuántas vidas ha sacrificado la humanidad para que algunos consigan ese poder y gloria?

Recientemente hemos recibido una lección extraordinaria con la renuncia del Santo Padre. Dentro de lo que es la Iglesia todo el poder reside en el Papa, y millones y millones lo admiran, hay quienes darían todo por una audiencia privada con él, etc. etc. y de repente dice que lo abandona todo para irse a un monasterio. Lo deja todo en las manos de otro, y no pide nada en recompensa. Posiblemente no le habrá sido tan difícil como piensan algunos, ya que él siempre ha sabido que su ministerio era servicio, aunque hubiera gloria y poder, y cuando ha creído que no podía ofrecer el servicio, renuncia en favor del bien de la Iglesia. Una gran lección para todos, especialmente para los que tienen un cierto poder y gozan de una cierta gloria.

Por último una tentación sobre seguridad, la seguridad de que hagas lo que hagas, tienes unos ángeles que te van a cuidar para que no te rompas la cabeza al caer. Y Jesús vuelve a resolver la situación de la misma manera: Déjate ya de tentar al Señor, pues es tu Dios.

Comencemos la Santa Cuaresma pidiendo a Dios que nos llene del Espíritu Santo para poder escuchar e imitar a su Hijo predilecto.


Responses

  1. MP3: Reflexión para el segundo domingo de cuaresma (24 de febrero de 2013) en español con Mons. Francisco González, S.F., obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Washington. http://www.usccb.org/prayer-and-worship/liturgical-resources/lent/upload/LRR2013_SpanishWeek2_Master.mp3
    ******
    MP3: Reflection for the Second Sunday of Lent (February 24, 2013) in English by Most. Rev. Francisco González, S.F., Archdiocese of Washington http://www.usccb.org/prayer-and-worship/liturgical-resources/lent/upload/LRR_2013_EnglishWeek2_Master.mp3

    LRR2013 SpanishWeek2 Master
    http://www.usccb.org


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: