Posted by: bishopgonzalez | April 15, 2012

La Resurrección nos invita a una vida nueva

La Resurrección nos invita a una vida nueva

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

 

• Hch 4,32-35
• Sal 117,2-4.15-17.22-24
• 1 Jn 5,1-6
• Jn 20,19-31

Hemos celebrado, y con gran alegría, la Fiesta de la Pascua. Muchos en nuestra Iglesia local entraron por la recepción de los sacramentos de la Iniciación Cristiana. Hemos oído de nuevo el canto del aleluya, del Gloria, las flores han vuelto a adornar el santuario de nuestras templos, y la música gloriosa, solemne y triunfal ha sonado hasta con trompetas. ¡El Señor ha resucitado!

Pero la cosa no ha acabado ahí, todo eso sería muy poco para anunciar la Resurrección del Señor. Todo eso es algo que también lo teníamos antes de empezar la Cuaresma. La Resurrección del Señor nos llama, nos exige comenzar una nueva vida, para lo cual debemos mirarnos a nosotros mismos, de forma parecida como nos muestra la televisión anunciado productos de belleza o dietas milagrosas, o sea, un antes y un después. A veces, también es verdad, el resultado es más producto de la imaginación que la realidad.

¿Como nos miramos en el antes? Pues con ese antiguo método de la vida espiritual: examen de conciencia.

Hoy la sagrada liturgia de la Palabra nos ofrece una imagen del “antes” de la vida de los primeros cristianos. Es la segunda retrato que nos hace el libro de los Hechos acerca de como vivían los primeros cristianos. Si hemos de enfatizar algo es esa fraternidad que existía entre todos ellos: “Los creyentes pensaban y sentían lo mismo” y como consecuencia de esta fraternidad “nadie consideraba como propio nada de lo que poseía”…”No había entre ellos necesitados”… pues sus líderes (los apóstoles) “repartían (víveres, dinero, etc.) a cada uno según su necesidad”.

Para la reflexión: buscando por el Internet podemos averiguar quiénes son los que viven en la abundancia o primer mundo (la gran mayoría cristianos) y los que malviven en la miseria, en ese llamado tercer mundo. Si, es verdad, que se practica la caridad, aunque quedamos un poco cortos sobre la justicia y la fraternidad, desde donde podríamos pensar en la necesidad de los hermanos.

La Resurrección nos invita, nos impele, nos exige una vida nueva.

Jesús el día de su Resurrección, ya por la tarde, se presenta en medio de los discípulos. Los encontró como estaba el día, ya casi sin luz. Ellos estaban con las puertas atrancadas, llenos de miedo, o sea casi sin respiración, como en una tumba paralizados por el temor a la autoridad judía.

Jesús es extraordinario. Hacia un poco más de cuarenta y ocho horas que uno le había vendido, el otro le había negado dos veces y a la tercera juro no conocerlo, los demás le habían abandonado por la vía rápida, o sea, habían salido corriendo y, sin embargo, Él no se lo menciona nada de ello, sino que con el saludo de paz los quiere tranquilizar. Con esa paz, que no es como hoy se entiende, o sea simple ausencia de guerra o violencia, sino más bien esa tranquilidad del alma, el sosiego que hace ver las cosas de muy distinta manera, de una forma que se traduce en fraternidad, en acercamiento, en reconciliación.

Jesús mismo, quien en esos signos del Reino, esos milagros que anunciaban su llegada, comenzaba limpiando a las personas de sus pecados, la mejor forma de reconciliación, ese salir de mi egoísmo para centrarme en la necesidad del otro y en la gloria de Dios. Esta es la nueva vida, este es el después de nuestro encuentro personal con el Resucitado, que de la misma manera que “soplo” sobre los discípulos dándoles el Espíritu Santo, así continua haciéndolo con nosotros, algo que nos recuerda otros pasajes de la Escritura, en particular cuando Dios dio el soplo de vida a la criatura suya que salía de sus manos.

Si queremos vivir la nueva vida en el Espíritu del Resucitado, no podemos quedarnos atrancados dentro de nuestro Corazón, como Jesús encontró a los discípulos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: