Posted by: bishopgonzalez | March 18, 2012

‘Las costumbres abominables’

‘Las costumbres abominables’

 

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

 

• 2 Cro 36,14-16.19-23
• Sal 136
• Ef 2,4-10
• Jn 3,14-21

 

En la primera lectura encontramos cómo Dios aguantó, y aguantó las maldades de su pueblo. No quería castigarlos pues los amaba. Les mandó avisos frecuentes para que dejaran su mal camino y volvieran a Él, pero ellos se resistieron y siguieron el estilo de vida, “las costumbres abominables” de los gentiles, nos dice el libro y llegó el momento que Dios ya no pudo resistir y les castigó. Perdieron muchos la vida a manos de los caldeos, el Templo fue destruido, y los que no murieron, los conquistadores se los llevaron como esclavos.

También vemos en la segunda parte de esta lectura como las cosas cambian y podemos apreciar que si el destierro fue castigo de Dios, también ese mismo tiempo les sirvió como penitencia que les llevó a la purificación.

Pablo, el Apóstol de los gentiles nos habla del amor de Dios, de que estando nosotros en el destierro, en el de esta vida, aunque muertos por el pecado Él nos resucita en Cristo. Esta resurrección es gracia, pura y simple. No hemos resucitado por nuestras propias obras, sino por la misericordia, el amor, el sacrificio de Cristo. El salir del pecado no es algo que conseguimos por nuestros propios méritos o poder, sino por la extraordinaria bondad del Señor. Cuando hemos hecho penitencia y nos hemos purificado es el momento que llegamos a abrirnos a la presencia del Señor, y no sólo en nuestra familia o entorno, sino en nosotros mismos. Por culpa de nuestras acciones, las basadas en nuestro egoísmo, vamos al exilio, lejos de Dios, pero una vez que volvemos nuestros ojos a ese Dios, una vez que tratamos de seguir sus indicaciones, entonces aceptamos su perdón, creemos en él, en su amor y volvemos de ese destierro o alejamiento, a la casa del Padre, como hace el hijo pródigo.

Así pasamos del pecado a la gracia, de la muerte a la resurrección, de la lejanía o destierro a la casa paterna.

Y así con estos pensamientos pasamos a la tercera lectura, al evangelio de San Juan. Su tercer capítulo está centrado en el diálogo entre Jesús y Nicodemo.

Me da la impresión que, posiblemente, seamos muchos que como Nicodemo buscamos y buscamos, queremos dar sentido a la vida, queremos ser felices, deseamos disfrutar de una paz interior que nos ayude a vivir serenamente nuestra vida, indagamos por aquí y por allá, vamos en busca de las promesas que nos hacen tanto charlatán, que hay en el mundo, con voces bonitas pero corazones vacíos. Finalmente decidimos acercarnos al Maestro, pero lo hacemos de noche, no queremos que nos vean, nos da miedo que nos señalen con el dedo, o que se rían… pero finalmente vamos y ahí nos encontramos con el que da vida.

Sí, empezamos el diálogo con unos piropos, o tal vez excusas, pero el Señor va inmediatamente al grano: “En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios”.

El reino de Dios no es fácil de alcanzar y es necesario ese “nacer de nuevo”. Algo que nos puede dejar atónitos, pero que sin embargo este mismo evangelio nos trae todas esas enseñanzas y promesas que aleja nuestros miedos y nos llena de esperanza: “…Así el Hijo del hombre tiene que ser elevado para que todo el que cree en Él tenga vida eterna”; “…tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en Él, sino que tengan vida eterna”; “…porque Dios no mandó a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él”.

Cuaresma, cuarenta días que aprovechamos para salir de la esclavitud y llegar a la liberación, que salimos de nuestro yo para centrarnos en el Dios que es amor, que es salvación, que es vida eterna.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: