Posted by: bishopgonzalez | February 17, 2012

El perdón libera, destruye las barreras

El perdón libera, destruye las barreras

 

MONS. FRANCISCO GONZÁLEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

•Is 43,18-19.21-25
•Sal 40
•2Cor 1,18-22
•Mc 2,1-12

 

En este séptimo domingo del tiempo ordinario, el último antes de comenzar la santa cuaresma, comenzamos la lectura del segundo capítulo del evangelio de Marcos donde encontramos algo que nos debe hacer reflexionar acerca de nuestra vida como cristianos, como seguidores de Cristo: la controversia. La forma de ser de Jesús es distinta de la señalada por los valores del mundo, incluso de fanáticos religiosos. En este capítulo y primeros versículos del siguiente encontramos de un lado a Jesús y del otro gente que se escandaliza, que le juzga, que se asusta, que no le entiende, que no lo puede aceptar. En fin, aquí hay materia para reflexionar.

Me encanta el pasaje evangélico asignado a este domingo. En mi caso lo encuentro muy personal pues me da gran esperanza. Sé que el Señor me ama, nos ama. El haber estado paralizado y el ser pecador no son motivos para la desesperación, pues además del esfuerzo propio que estoy llamado a hacer, tengo mucha gente, que como esos cuatro amigos del paralítico rezan por mí, como si ellos fueron los que me acercan a Jesús para que con su amor, con su perdón haga posible una vida más llena.

El evangelio. Jesús después de unos días de prédica ha vuelto a Cafarnaún, claro está, Él es ya una personalidad y la gente se entera y acuden tantos a la casa que ya no quedaba sitio. Cuatro hombres, vecino y verdaderos amigos de un paralítico, se lo traen a Jesús, y como ellos creen, no se van a ir por causa del gentío, y ni cortos ni perezosos, abren un boquete en el techo y por allí bajan al paralítico en su camilla y lo ponen delante mismo del Maestro. Y aquí comienza la controversia: Jesús comienza a liberar al hombre por lo que más le ata, por lo que más le impide ser libre. Jesús comienza: Hijo, tus pecados quedan perdonados.

No sabemos si el paralítico tenía fe o no. Si sabemos que entre los presentes había unos letrados que, claro está, estaban sentados y desde esos pequeños tronos comenzaron a juzgar a Jesús: ¡Blasfemo!

Jesús sabe lo que están pensando y los reta haciéndoles una pregunta sobre lo que creen que sea más difícil, hacer que el paralítico camine o que sus pecados sean perdonados. Sin darles tiempo a entablar una discusión bizantina, dice al enfermo: Contigo hablo: “Levántate, coge tu camilla y vete a tu casa”. Y el evangelio nos dice que obedeciendo el mandato del Señor, se levantó, cogió la camilla y salió a la vista de todos.

Concluye esta lectura: “Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios”. Me imagino que aquellos cuatro amigos saltaban y gritaban, pues ellos fueron los que habían llevado a este amigo, que ya hacía mucho tiempo que no podía valerse por sí mismo, que ellos lo llevaban por aquí y por allá pues lo querían, y ahora es el amigo quien lleva la camilla en sus hombros y dando saltos camina y corre y da vueltas de gozo, pues estaba postrado y ahora está de pie, ahora es un hombre libre.

El pecado es lo que más nos paraliza, lo que más nos hunde. El pecado nos encierra en nosotros mismos y nos impide ser felices.

El perdón es todo lo contrario, pues libera, destruye las barreras que nos impiden ser hermanos y hermanas. Dios es amor y por ese amor nos perdona, por ese amor nos mandó a su Hijo Jesucristo para salvarnos. Dios perdona siempre y porque Él lo hace y debemos imitarle, también nosotros estamos llamados a pedir perdón y perdonar a los demás. Y en este perdonar debemos aprender a perdonarnos a nosotros mismos para lo mismo que Dios se mantiene siempre con los brazos abiertos para recibirnos, que nosotros también los tengamos abiertos para recibirlo a Él y a nuestros hermanos/as.

“Dios perdona siempre… y debemos imitarle, también nosotros estamos llamados a pedir perdón y perdonar a los demás.”


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: