Posted by: bishopgonzalez | January 15, 2012

Sepan estar en su puesto, conozcan su misión y cúmplanla

Sepan estar en su puesto, conozcan su misión y cúmplanla

 MONS. FRANCISCO GONZáLEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

 1 Sam 3,3-10.19

Sal 39,2.4.7-10

1 Cor 6,13-15.17-20

Jn 1,35-42

 Aunque Elí no supo o no pudo con sus hijos, “malvados” los llama la Escritura, siento una gran admiración por él. Cuando él comprende (1º lectura) que la voz que Samuel está oyendo es la voz de Dios, Elí no trata de apropiársela, ni interferir o interpretar el mensaje, sino que simplemente le dice: “Vete y acuéstate”, y si te llaman, dirás: “Habla, Yahveh, que tu siervo escucha”.

 Ahí está el gran maestro de la vida espiritual: guiar al discípulo hacia el Dios que le habla. Muchos desde entonces hasta nuestros días, intentan o intentamos, hablar en lugar de Dios y aunque hay momentos y circunstancias en que habrá que hacerlo, tenemos la obligación de discernir el Espíritu y de no impedir su Palabra, sino más bien indicar la dirección, facilitar el ambiente para que Su voz se oiga, sin sentir nosotros envidia o recelo porque en ese momento ha preferido no usarnos como mensajeros o intérpretes. Cuando Elí se encontró con Samuel a la mañana siguiente le preguntó: “¿Qué es lo que te ha dicho? ¡No me ocultes nada!” Samuel le repitió las palabras de Dios y Elí dijo: “Él es Yahveh. Que haga lo que bien le parezca”.

 Si Elí es un ejemplo en este aspecto, no menos lo es Samuel, de quien leemos: “Samuel crecía, Yahveh estaba con él y no dejó caer en tierra ninguna de sus palabras”.

 ¿Qué hacemos nosotros con la Palabra de Dios? Hay quienes la proclaman, otros la oyen. Hay quienes les gusta interpretarla y otros la conservan en lugares bonitos. También hay esas personas que la imponen a los demás y esos otros que la rechazan y pisotean. No faltan, claro está, ese número, grande diría yo, que la escucha, la acepta, la vive y con esa vivencia la proclaman a todos y en todas circunstancias, como le recuerda Pablo a Timoteo: “A tiempo y a destiempo” (2 Tim.4,2).

 En el evangelio de hoy encontramos otro gran personaje, un personaje que sabe estar en su puesto, que conoce su misión y la cumple: “Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: “He ahí el Cordero de Dios”. Ahí acaba su misión, ha señalado quien es el Mesías. De ahora en adelante el Mesías hablará por sí mismo, no necesita portavoz, traductor o intérprete: “¿Dónde vives, Maestro?” “Venid y lo veréis” les dijo. El evangelio señala que se quedaron con Él y que eran más o menos la décima hora (las cuatro de la tarde).

 Andrés y su compañero no siguieron una idea, una filosofía, ni siquiera una teología, siguieron a Alguien: “Hemos encontrado al Mesías”.

 Algunas preguntas para la reflexión: ¿Hacemos las preguntas que valen la pena? ¿Estamos dispuestos a seguir a Jesús? Más aún ¿buscamos vivir con Jesús, como Jesús? Un sí generoso nos puede poner ante retos impensables, ante cambios radicales. Jesús (v. 42) miró a Simón y le cambió el nombre, o sea, la vida. Cuando los discípulos de Juan el Bautista se “quedaron” con Jesús, comenzó para ellos el viaje. Quedarse con Jesús es entrar en la esfera de continuo movimiento, del constante discernir la voluntad del Padre, que al fin y al cabo, es el verdadero alimento.

 Quedarse con Jesús, no es algo que simplemente pertenece al llamado espiritual, entra la persona entera, incluido el cuerpo: ¿No sabéis, dice San Pablo a los de Corinto (2º lectura) que nuestros cuerpos son miembros de Cristo… el cuerpo es para el Señor, y el Señor para el cuerpo?

 ¿Dónde vives, Señor?

 Me encanta Elí. Este gran hombre de Dios, ni le quita la palabra, ni cree saberlo todo. Cuando Elí discierne que es Dios quien está llamando a Samuel, le guía para que esté atento a la voz y al mensaje de Yahveh.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: