Posted by: bishopgonzalez | August 18, 2011

Fe es vivir una vida comprometida con Jesús

Fe es vivir una vida comprometida con Jesús

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF

Obispo Auxiliar de Washington

Is 22,19-23

Sal 137

Rom 11, 33-36

Mt 16,1320

Una y otra vez leemos en los periódicos declaraciones de políticos, artistas o gente famosa por una razón u otra quienes hacen una distinción muy particular acerca de su fe. Son defensores que eso de la fe es algo privado y que, principalmente los políticos, dicha fe no tiene aplicación en su comportamiento como personas que han sido elegidas para puestos de gobierno. Así se van llenando páginas y páginas. Pero no solo ellos/as, sino muchos/as como consecuencia de una progresiva secularización piensan y actúan de forma semejante: una cosa es la sacristía y otra la plaza pública.

Jesús ha estado predicando, haciendo milagros, conviviendo con la gente y en esta ocasión, por las tierras de Cesarea de Filipo, decide hacer una pregunta, pues tiene sus dudas del efecto que toda su prédica y actividad misionera está teniendo. ¿Está llegando a la gente? ¿Se está explicando bien? ¿Comprenden lo que dicen y quién es?

Y así con esas inquietudes lanza una pregunta a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre? La respuesta es una variedad de opiniones: Juan el Bautista, Elías, Jeremías o algún otro profeta.

La segunda pregunta trae más intensidad, porque si la primera la respuesta se basaba en información, la segunda implica un compromiso. Y vosotros: ¿Quién decís que soy yo?

Pedro responde inmediatamente: Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo. Jesús le felicita porque la respuesta es correcta, pero posiblemente la felicitación tiene más que ver con el origen de la misma, pues Pedro es capaz de hacer semejante confesión porque ha sido inspirado y él ha escuchado la voz del Padre.

Esa pregunta de Jesús a sus discípulos hace dos mil años, sigue estando vigente, de una forma muy particular para todos esos millones y millones de nosotros que decimos ser cristianos, seguidores, de Cristo, discípulos del verdadero Maestro.

La fe, como muy bien ha dicho un autor moderno, no es proclamar adhesión a un conjunto de verdades, sino vivir una vida comprometida con el alguien, con Jesús. Sí, es bonito escuchar la recitación de Credo en las misas de los domingos. Pero ¿cómo actuamos después de abandonar el templo? Toda esa proclamación pública es muy interesante si, trabajamos por la justicia, si no discriminamos contra los inmigrantes, si no abusamos de los débiles, si pagamos el salario justo, si nos comprometemos con el trabajo por la paz, si compartimos nuestra comida y vivimos en solidaridad con los que sufren.

A la pregunta de quién es Jesús para mí, lo que cuenta no es la respuesta de Pedro, por más acertada que es, sino la mía personal, yo tengo que responder pues el Señor me sigue preguntando, y no me puede contentar con las respuesta de los santos, de los grandes teólogos, de los clérigos más ilustres, por ortodoxas que sean. En algún momento tengo que dar la mía.

Eso de “yo nací católicos” no sirve, primero porque nadie nace católico, y segundo porque lo que el Señor espera, llegado el momento de la propia responsabilidad, es el compromiso personal.

Debemos evitar, cueste lo que cueste, esa situación que explica tan bien José Antonio Pagola: “Lo adoramos como “Dios”, pero no es el centro de nuestra vida. Lo confesamos como “Señor”, pero vivimos de espaldas a su proyecto, sin saber muy bien cómo era y qué quería. Lo llamamos “Maestro”, pero no vivimos motivados por lo que motivaba su vida. Vivimos como miembros de una religión, pero no somos discípulos de Jesús.

Una vida como la descrita sería una gran tragedia, porque habríamos desperdiciado el mayor regalo que Dios nos ha hecho, su Hijo Jesucristo que vino para salvarnos, para que disfrutáramos de vida a plenitud, vida que sólo se puede encontrar en Cristo, en ese Cristo Jesús que Pedro confesó era: el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.

“Lo llamamos ‘Maestro’, pero no vivimos motivados por lo que motivaba su vida”.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: