Posted by: bishopgonzalez | December 23, 2010

¡Hoy honramos a una gran familia!

¡Hoy honramos a una gran familia!

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF

Obispo Auxiliar de Washington

 

Eclo 3,3-7.14-17

Sal 127

Col 3,12-21

Mt 2,13-15.19-23

 

Siempre he estado interesado por la familia y todos esos temas relacionados con la misma. Hablar de la familia puede traernos una gran sonrisa a nuestro rostro por la satisfacción que tenemos, que hemos experimentado en nuestra familia. La mente se seña de gratos recuerdos, y a veces hasta nos saltan de los ojos unas lágrimas, lágrimas pero de felicidad: recuerdos de una boda, de una niñez feliz a los pies o en los brazos de nuestros padres y de esos abuelitos que nos mimaban hasta el exceso, de unas peleas con los hermanos y hermanas que, la verdad sea dicha, no tenían nada de peleas. Años más tarde veíamos las reuniones con motivo de alguna fiesta u otra, y corriendo el tiempo todos juntos de nuevo para dar el último adiós al padre, a la madre, a un hijo, a una hermana.

 

La familia es una institución extraordinaria: se nace, te cuidan, te aman, no hay que aparentar, si enfermo te cuidan, si pobre te ayudan, si malo te entienden y te echan una mano, si diferente a los demás te protegen, si rechazado te dan la bienvenida, si humillado te levantan los ánimos, si caído y fracasado te levantan, y cuando uno muere sigue viviendo en el corazón de la familia.

 

¡Que felicidad es ser familia! Hoy domingo 26 de diciembre de este año 2010 celebramos la memoria de una gran familia, hoy honramos a una gran familia, hoy 26 de diciembre, domingo después de Navidad, el calendario litúrgico señala este día como la Festividad de la Sagrada Familia: Jesús, María y José.

 

Con el nacimiento del Niño Jesús se completa la familia santa de Nazaret, esta familia que en circunstancia normales estaba destinada al fracaso: el niño concebido antes de que el matrimonio viviera junto; nace lejos de su pueblo y en circunstancias de extrema pobreza; aunque le regalan unos objetos de gran valor, lo tienen que dejar todo y salir corriendo pues le quieren matar, y huyen no hacia su casa en Nazaret, sino al destierro en un país desconocido y distante, y posiblemente hostil.

 

Siempre me ha gustado decir que si la familia de hoy está en crisis, no es una crisis comatosa, sino de cambio hacia un mejor entendimiento de la misma, yendo hacia un nuevo renacer que la hará mejor y más fuerte. Pero hoy estoy teniendo mis dudas. Hoy hay demasiadas parejas que cohabitan por intereses creados y personales, sin la aprobación de la sociedad, ni de la religión.

 

Muchas parejas se unen por razones que no son las verdaderas razones que puedan ayudarles a vivir las promesas de permanencia, fidelidad y procreación. Hay una gran abundancia de bebés que vienen a este mundo bajo el amparo de una madre, sin la presencia y apoyo de un padre. Y no lo menciono para condenarlas, más bien para apoyarlas en la situación que la vida les ha deparado, pues muchas de ellas cumplen con la misión maternal en una forma que sólo personas de grandes cualidades humanas pueden cumplir con semejante destino.

 

La familia está en crisis, hay a veces más sombras que luces. Nos encontramos con violencia doméstica, abandono de hogar, abuso de los que son seres queridos, olvido, negligencia, egoísmo en vez de amor. San Josep Manyanet, cuya fiesta se celebraba el domingo pasado, oraba para que todo hogar fuera otro Nazaret”.

 

Hoy es día de acción de gracias por tanta familia buena, por tanto amor que corre por el mundo, por tantas personas que olvidándose de sí mismas se consagran completamente a los demás, por ese gran número de mujeres que aún enfrentándose con situaciones difíciles eligen la vida que llevan en su sagrado seno. Hoy también es el día para orar la Iglesia que es familia y por la familia que es iglesia doméstica; hoy es día de orar para que haya paz, trabajo, pan, amor, entendimiento y reconciliación en las familias. Dios la inventó, Dios la modeló, Dios entró de forma visible en la historia de la humanidad en una familia.

 

En imitación de Jesús de Nazaret, vivamos y trabajemos por establecer una cultura de la familia cristiana en esta sociedad, al estilo de Nazaret.

 

Si la familia de hoy está en crisis, no es una crisis comatosa, sino de cambio hacia un mejor entendimiento de la misma, yendo hacia un nuevo renacer que la hará mejor y más fuerte.

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: