Posted by: bishopgonzalez | October 28, 2010

En imitación de Zaqueo sepamos buscar la verdad

En imitación de Zaqueo sepamos buscar la verdad

Mons. Francisco González, SF
Obispo Auxiliar de Washington

 

Sab 11,23-12,2
Sal 144
2 Tes 1,11-2,2

Muchos en nuestros días, especialmente líderes religiosos de las diferentes denominaciones nos están avisando de algo que salta a la vista para cualquier observador: la sociedad en general, y principalmente la más desarrollada, está dejando a Dios de lado, le ignoran, se creen que no tienen necesidad de Dios.

La primera lectura de esta liturgia dominical comienza con una afirmación muy distinta. El libro de la Sabiduría afirma que “el mundo entero es ante Dios como un grano de arena o una gota de rocío”. Y es muy consolador para nosotros que creemos en él, el saber que estando ante un Dios tan poderoso, podemos y debemos acercarnos a él sin miedo alguno pues sus brazos, su corazón están siempre abiertos para aquel que tiene deseos de salvación.

Dios, nos recuerda la Sabiduría, ha mostrado y muestra siempre una gran moderación en su relación con nosotros, incluso cuando le dejamos de lado, cuando caemos en el pecado, cuando abiertamente le rechazamos. La verdad sea dicha él no condena, no destruye, no desprecia, no aniquila, no odia porque él es el creador de todo, ama todo lo creado.

El nos ha dado pruebas innumerables de que siempre busca al pecador para que se convierta, y aunque en algunas ocasiones corrige y reprende, incluso nos visita con el dolor, es simplemente para darnos ese toque ese aviso urgente para que no nos perdamos, para que volvamos a él, a la casa del Padre, como tantas veces se dice, pues “él tiene compasión de todos… pasa por alto los pecados de los hombres… ama todo cuanto existe… es indulgente con todas las cosas… ama la vida, y por eso hace todo lo posible para que el pecador se convierta”.

En ese espíritu y con ese propósito nos manda a su Hijo Jesucristo, a quien hoy vemos en este pasaje del evangelio de Lucas entrando en la ciudad de Jericó, ubicada algo menos de 40 kilómetros de Jerusalén. Jesús está llegando al final de su viaje.

El evangelio nos relata el encuentro del Maestro con Zaqueo, “jefe de publicanos y rico”. Si hubiera añadido y “ladrón”, no se habría equivocado. Los personajes que aquí vemos son: Jesús, Zaqueo y la gente que muestra desdeño por el recaudador de impuestos, y su escándalo con Jesús quien “se aloja en casa de un pecador”. La gente estaba enfadada con Jesús y Zaqueo, pues al quedarse en casa del publicano daba la impresión de que el Maestro daba aprobación a la forma de actuar de este hombre que se había enriquecido a costa del dinero del pueblo.

Zaqueo se subió al árbol para ver a Jesús, pero es Jesús quien toma la iniciativa de un diálogo y una oportunidad que llevarán a este hombre a la conversión: “daré la mitad de mis bienes a los pobres, y si engaño a alguien le devolveré cuatro veces más”.

Qué lección tan extraordinaria para la gente de entonces y para el mundo de hoy. Lucas es el evangelista del perdón y la misericordia, del que se preocupa por el pobre y la defensa de la dignidad de la mujer. En varias ocasiones de su evangelio y Hechos podemos ver su enseñanza sobre la riqueza, que se podría resumir diciendo que es peligrosa, especialmente cuando se quiere vivir en cristiano, y las razones para ello son, como señala el teólogo Miguel de Burgos, porque a veces se ha adquirido injustamente y segundo, porque los pobres nunca podrán salir de su situación mientras los ricos no inviertan “la mitad” de sus riquezas en los pobres.

Este pasaje evangélico puede ser un motivo para la reflexión de cómo el norte trata al sur, de cuál es el compromiso del rico con el pobre. Los pecadores también nos podemos beneficiar de esta lectura al ver que Jesús nos busca para ofrecernos la salvación, algo que nosotros en imitación del Maestro debemos hacer trabajando en esa Nueva Evangelización de la que tanto se habla, y que en imitación de Zaqueo sepamos buscar la Verdad.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: