Posted by: bishopgonzalez | July 8, 2010

“Ve y haz tú lo mismo”

“Ve y haz tú lo mismo”

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

Dt 30,10-14
Sal 68
Col 1,15-20
Hay gente que sabe mucho, incluso que se lo saben todo. Dan lecciones magistrales desde diferentes clases de tribunas y la verdad es que lo hacen bien, muy bien. Pero hasta ahí llegan.

Hace muchos años, como nos dice el evangelio de hoy, la sabiduría humana quiso poner una trampa a la sencilla divinidad. Un maestro de la Ley “se levantó y le dijo (a Jesús) para tentarle: ¿Qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?”

Y Jesús, Él sí que era maestro en el más amplio sentido de la palabra, en vez de imponer un criterio u opinión, le devolvió la pelota preguntándole: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella? Y el experto de la Ley respondió con lo que está escrito en la misma. Y nosotros, sin ser tan expertos nos hacemos la pregunta: ¿Si ya lo sabía para qué pregunta? La respuesta, como hemos visto antes, es el mismo evangelio: “para tentarle”.

Esos sabios del mundo, cuando las cosas no les salen como quieren, vuelven a la carga: ¿y quién es mi prójimo? Y Jesús, el gran maestro, le cuenta una historieta, una especie de cuento, una parábola: A un caminante unos ladrones le roban y maltratan, dejándole por muerto en el camino. Un sacerdote y un levita lo ven y pasan de largo. El herido ha perdido toda esperanza, pues si esas personas dedicadas al servicio del Templo no le ayudan, ¿quién será capaz de hacerlo? ¿Mandará Dios alguno de sus mensajeros como había hecho en otras ocasiones?

Una tercera persona se acerca, un samaritano, un hereje para el pueblo judío, un enemigo. Se podía esperar todo lo peor, y sin embargo se le acerca desinfecta las heridas, le da algo para el dolor, le sube a su montura, le lleva a una posada, pasa con él una noche y da dinero al posadero para que le cuide, prometiéndole más a su regreso.

Jesús se dirige al maestro de la Ley con una pregunta: ¿Quién de los tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?

No me extrañaría que el maestro de la Ley bajara un poco la cabeza al contestar: “El que tuvo compasión de él”. Y Jesús, creo que tendría una sonrisa en los labios, y con voz serena, le repitió lo que ya le había dicho antes: “Vete y haz tú lo mismo”.

Hoy hay asociaciones de una índole y otra, gremios, grupos que hablan mucho, especialmente contra la Iglesia, y posiblemente tengan razón en sus críticas. Hay quienes se están llenando los bolsillos de cantidades exorbitantes de dinero. Hay artistas que se mofan de todo lo que consideramos sagrado, periodistas que se ensañan con la Iglesia y hablan y hablan, y vuelven a hablar y escribir en contra.

Posiblemente, de nuevo con una cierta razón, pues estamos pagando por nuestros propios pecados, pero si hablamos de justicia, ¿por qué no se mencionan otras cosas? ¿quiénes son los que en el tercer mundo se cuidan de los enfermos desahuciados, de los leprosos, de los que sufren el SIDA, de los hambrientos, de las víctimas de desastres naturales?

Muchas de esas personas son monjas y religiosos católicos, sacerdotes católicos, laicos comprometidos que dan parte de sus vidas, a veces la vida entera para ayudar a los que se encuentran abandonados en el camino, y muchos de esos que gritan tanto, nunca tomarán en sus brazos a un leproso, y si lo hacen las cámaras de televisión tienen que estar cerca para recoger el “gran momento”.

“Ve y haz tú lo mismo”, le dice Jesús al maestro de la Ley. Lo mismo que el samaritano, que retrasa su viaje, que se acerca a un extraño en un camino peligroso, pues podía ser una trampa, que tiene que hacer el resto de su trayecto a pie para que el enfermo vaya más cómodo, que da dinero para pagar los gastos del desconocido, que pasa la noche cuidándole en vez de descansar y que promete regresar para asegurarse que todo va bien.

Ojalá la Iglesia sea siempre generosa, y cada uno de nosotros que la formamos seamos otros samaritanos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: