Posted by: bishopgonzalez | April 8, 2010

Si queremos vivir la fe, debemos entrar en la comunidad

Si queremos vivir la fe, debemos entrar en la comunidad

Mons. Francisco González, SF
Obispo Auxiliar de Washington

Hch 2,42-47
Sal 117,2-4.22-24.25-27a
1 Pd 1,3-9
Jn 20,19-31

En esta primera lectura tomada de los Hechos de los Apóstoles, como ocurrirá durante toda la Pascua parece que la intención del autor del libro es mostrar el ejemplo de comunidad creada por la Resurrección del Señor. Hemos leído cómo en la semana trágica, mejor dicho, la última semana de Jesús entre los suyos han ido desapareciendo muchos de ellos, unos por miedo, otros desilusionados.  Ahora Lucas les muestra cómo vive la comunidad que ha abrazado al Resucitado: están atentos a la enseñanza de los apóstoles, siguiendo la cual viven en fraternidad, y reunidos celebran la facción del pan y oran.  La fe en común está manifestada en su compromiso con la comunidad y por eso tienen todo en común.  El resultado final era una vida vivida en sencillez y alegría.

El evangelio de Juan para este domingo tiene dos partes. En la primera se nos habla de la aparición de Jesús a los discípulos en la tarde de ese primer día de la nueva creación, de la nueva vida.  Para entonces ya han oído el relato de María y las otras mujeres y parece que no ha tenido el efecto que debía haber tenido. En vez de la alegría por el cumplimiento de las promesas y de la palabra del mismo Jesús, están ahora encerrados, escondidos y con las puertas bien cerradas. Posiblemente no hablaban mucho y si lo hacían solamente en susurros. Es incluso lógico que en ese miedo en que vivían tuvieran a alguien en algún punto estratégico y seguro por si venía alguien que no era del grupo.

Y de repente, sin abrir puertas o ventanas Jesús aparece en medio de ellos: La paz esté con vosotros, les dice y para asegurarles de quién era les enseña las manos y costado, a lo que gritaba: soy el mismo, soy el crucificado, soy el que enterraron, y soy el Resucitado.  Finalmente entendieron y llenaron de alegría y de nuevo repite su saludo: La paz esté con vosotros, y les dio su aliento por el que recibieron la misión de tomar su puesto en el perdón y retención de los pecados.

El evangelio nos presenta una segunda parte, Tomás, uno de los doce no está presente y así de una forma semejante y tal como el primer grupo no había aceptado las palabras de las mujeres portadoras de la gran noticia, él no acepta el anuncio glorioso hecho por sus compañeros y exige pruebas sin las cuales él no va a crecer en esos rumores.

Un tiempo después, ocho días apunta la narración, vuelven a estar reunidos y en esta ocasión Tomás está con ellos. Jesús aparece en medio de ellos, aún con las puertas cerradas, y después de su saludo deseándoles las paz, invita a Tomás a ver y tocar sus heridas.

Tomás viene representando a todos los reacios a aceptar la Resurrección, los que prefieren lo antiguo, a los que les cuesta vivir la vida nueva, los que como el pueblo elegido y camino de la libertad, siguen añorando los ajos y cebollas de sus tiempos de esclavitud.  Finalmente Tomás cae rendido ante la evidencia con: ¡Señor mío, y Dios mío!  La fe vivida en solitario no tiene la vitalidad y fuerza de la practicada en comunidad.  Si queremos vivir la fe, debemos entrar en la comunidad; si queremos ser uno con el Señor debemos antes proclamar con humildad: ¡Señor mío, y Dios mío!   Y así confesando nuestra fe en el Resucitado, lo podemos recibir en nuestro corazón y llegar a ser uno con Él.  El individualismo o personalismo en la materia de fe es muy peligroso, todo lo contrario de cuando la vivimos y expresamos dentro de la comunidad.

La segunda lectura que está tomada de la primera carta de Pedro afirma algo tan consolador como teológicamente correcto: a través de la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho renacer para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarchitable.

El Señor ha resucitado, aleluya, aleluya.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: