Posted by: bishopgonzalez | March 11, 2010

‘Estaba muerto y ha vuelto a la vida…’

‘Estaba muerto y ha vuelto a la vida…’

MONS. FRANCISCO GONZALEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

Jos 5,9-12
Sal 33
2 Cor 5,17-21
Lc 15,1-3.11-32
Soy conciente de que lo que voy a decir es una exageración sin embargo cada vez que me encuentro con la lectura evangélica de este cuarto domingo de Cuaresma, pienso que todo el evangelio se podría reducir a este pasaje. Tal vez se pueda afirmar sin miedo a exagerar que la parábola del Hijo Pródigo, como se le ha conocido por infinidad de tiempo y que a muchos ahora les gusta reconocerla como la del Padre Misericordioso, es el centro del evangelio lucano.

Con el capítulo quince, donde encontramos tres parábolas hermosísimas sobre la misericordia y el amor de Dios por sus criaturas, damos comienzo a la segunda etapa del viaje de Jesús a Jerusalén. En el capítulo vemos la alegría del pastor que encuentra la oveja perdida; lo mismo sucede con la mujer que barre la casa entera hasta que encuentra la moneda que se le había extraviado. La última y más extensa se refiere al hijo perdido que regresa a casa, al padre que nunca perdió la esperanza de volverle a ver y el mayor que siente celos porque en su vida, y por propia decisión, había sido más siervo que hijo.

Un hijo pide al padre la herencia que le corresponde. El padre se la da sin ningún reclamo y el joven se va a un país lejano, deseoso de disfrutar de su libertad y con los bolsillos llenos. Y como sucede en todos los países y hoy lo hemos experimentado a nivel mundial, aparece una crisis económica donde muchos pierden sus trabajos, sus casas, sus negocios. El joven perdió su dinero, sus amigos, incluso su dignidad: tuvo que convertirse en porquero, posiblemente, el trabajo más humillante para un judío. Después de un tiempo y sentado en el cieno de su trabajo piensa en la casa del padre, y recuerda que allí hasta los criados más humildes comen, algo que él no puede hacer y una idea brillante le viene a la cabeza: Volveré a la casa de mi padre.

Algunos estudiosos de este evangelio sugieren que el padre salía cada día de su hacienda con el corazón encogido, pero con la esperanza profunda de que algún día lo vería venir… y así sucedió.

El encuentro entre ambos ha sido objeto de libros y obras de arte, pues no era para menos, como el mismo padre lo describe: estaba muerto y ha vuelto a la vida.

Las primeras palabras de la lectura evangélica de hoy nos recuerda el criticismo que los fariseos ofrecen a Jesús. Dicen de él que “come con pecadores”, algo horrible para ellos, pero no para Jesús que “vino para redimir a los pecadores, a consolar a los tristes, dar de comer al hambriento y sobre todo celebrar la vuelta a la casa del padre de todos esos hijos que se habían perdido.

El padre, a la usanza de los pueblos orientales, viste con ropas elegantes al hijo, lo calza con unas sandalias y le da el anillo de la familia, al mismo tiempo que hace matar al becerro cebado pues los invitados van a ser muchos. Y como siempre, la felicidad no es completa, pues llega el hijo mayor que no quiere participar en la bienvenida de su hermano, y de vuelta el padre es quien trata de unir a la familia.

Qué lástima que no nos diga San Lucas cómo acaba la parábola. Tal vez porque representa los diferentes sentimientos que había en su comunidad hacia los temas de la historia que nos cuenta. Tal vez para que nos sirva a nosotros de reflexión y examen de conciencia durante este tiempo cuaresmal.

Tal vez sea posible hacer un ejercicio que nos ayude a la revisión de nuestra vida. Al mirar a los tres personajes del cuadro: el padre y los dos hijos. ¿Con cuál de ellos nos identificamos más? Cuáles son los Temas que tal vez nos tocan de cerca: el pecado, la rebelión, el arrepentimiento, el orgullo, la alegría, la búsqueda del que nos abandonó. Pase lo que pase no debemos, no podemos olvidar el mensaje del salmo 33: ¡Gustad y ved qué bueno es el Señor!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: