Posted by: bishopgonzalez | April 4, 2009

El ejemplo de nuestras vidas El testimonio más contundente que se puede ofrecer

El ejemplo de nuestras vidas

El testimonio más contundente que se puede ofrecer

Mons. Francisco González, S.F.

Especial para El Pregonero

La juventud parece ser que no tiene buena prensa. Se habla de los dolores de cabeza que muchos jóvenes dan a sus padres, la policía no para de arrestar a drogadictos y es una preocupación supranacional el hecho de las pandillas. Vemos a jóvenes caminando como si el esqueleto estuviera suelto.

¡Pobre mundo joven!

Eso es lo que leemos en muchos periódicos y, sin embargo, no es toda la verdad, ni la mitad de la verdad. Tal vez sólo una pequeña parte de la verdad. Recordemos simplemente los diferentes Días Mundiales de la Juventud.

Miles, millones de jóvenes que incluso con gran sacrificio y aguantando frío, calor, inconveniencias de una clase y otra, escuchan atentamente a lo que el Vicario de Cristo les dice. Hay que fijarse en esos centenares de personas jóvenes que se solidarizan con los pobres, los inmigrantes, los desheredados de la sociedad de consumo, los olvidados, los que sufren. Es muy consolador que Cristo en su evangelio no critica a los jóvenes. El Maestro tiene algo que decir en contra de ciertos líderes religiosos, políticos y poderosos, pero a los jóvenes los tiene muy cerca de su corazón. Es el más joven de los apóstoles quien permanece fiel al Señor, incluso en el Calvario.

El Multifestival David nos abre, como una ventana, a lo que hay en el mundo: Gente consagrada a la transformación de la sociedad “por Cristo, con Él y en Él”.

Hay artistas, jóvenes y buenos que ofrecen sus talentos para levantar los espíritus de aquellos que les escuchan, pero que no solamente ofrecen sus talentos, sino toda su persona en pro de la nueva evangelización, hecha con entusiasmo y alegría. Y eso nos habla de una Iglesia joven, como decía el Papa Benedicto XVI.

Hace unos pocos meses celebramos aquí en Estados Unidos y, por primera vez, un Encuentro Nacional de jóvenes hispanos. Fue todo un éxito. Se llegó a ese momento después de los encuentros diocesanos y regionales.  No siempre fue fácil, pero era consolador y esperanzador al mismo tiempo ver a esos jóvenes, trabajadores y estudiantes, residentes e indocumentados, de familias acomodadas y otros sin trabajo, que se reunían pura y exclusivamente para celebrar, para discernir, para afianzar su compromiso, para formar una red y lanzarla al mundo atrayendo a Cristo a todo aquel que quisiera.  Hubo comida, alegría, momentos de reflexión personal y oración comunitaria y, algo que no se podrá olvidar, noches enteras de jóvenes ante el Santísimo que en ningún momento se le dejó sólo.

A pesar de todo el secularismo, a pesar de esa “cristofobia” que parece se da en algunas gentes, Jesús es el único que puede llenar las ansias de nuestro corazón. Cuando uno se da cuenta que ser cristiano, discípulo de Jesús no es entrar en una serie de prohibiciones y restricciones, sino que es un encuentro con la persona más fabulosa que uno puede imaginarse: Jesús, el Resucitado, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo, mi hermano y que gracias a Él tengo el derecho de llamar al Dios, creador del universo, “papá”.

Cuando algunos de los discípulos y gente que seguía al Maestro empezaron a abandonarlo.  Jesús pregunta a los más íntimos: ¿También vosotros me queréis dejar? Y Pedro contesta sin titubeos: Señor, ¿A dónde iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Estoy seguro que muchos, la mayoría de los que han participado en el primer Multifestival David de Washington y los que han cooperado en otros, y otros muchos más, habéis repetido muchas veces las palabras de Pedro: ¿A dónde iremos, Señor, si tú solo tienes palabras de vida eterna?

Y muchos jóvenes, y un gran número de personas de todas las edades han buscado y hoy buscan respuestas a los retos y contradicciones de la vida en lugares, personas y cosas que nunca nos llegan a satisfacer completamente.

Ahí estamos todos nosotros, evangelizadores comprometidos, sin miedo alguno a los valores del mundo, de cuyo baúl sabemos sacar los bueno y dejar de lado lo malo. Ahí estamos, estáis, con la música, la danza, la enseñanza, la proclamación, la conversación, la escucha, la alegría y el ejemplo proclamando al mundo entero: “Sí, Jesucristo tiene palabras de vida eterna”.

El testimonio más contundente que podes ofrendar es dar ejemplo con nuestras vidas; porque ser cristiano no es una tarea de unas horas sino, veinticuatro horas, siente días a la semana.

Las modas y estilos en el vestir, en el arte, los mejores destinos para vacaciones o centros académicos vienen y van. En la política internacional un día unos son terroristas, y tiempo después, para otros son héroes.  Hoy nos enamoramos de alguien y mañana perdemos interés en dicha persona, compramos el coche ideal y por el que he trabajado tanto tiempo y, que me haría feliz, y me lo acaban de estrellar.

Bien pensado, hay una gran incertidumbre en la vida que sin duda nos afecta. Jesús es la respuesta, por sus enseñanzas, y principalmente por su persona. Él, sus palabras, su ejemplo da sentido a nuestra vida.

Jesús es el autor de la nueva creación, y nosotros somos una nueva generación en Él.  El que busque paz, compasión, fraternidad, solidaridad, alegría, compromiso, verdad, servicio incondicional, entusiasmo por Dios y por los demás, perdón, reconciliación y amor sin límites o condiciones tendrá que buscar al Jesús de Nazaret y los que ya nos consideramos sus discípulos y amigos, debemos ayudar a todos esos, con alegría y entusiasmo, a caminar hacia el encuentro íntimo, personal con el Señor que es camino, luz y vida. Ante la urgente necesidad de crear un nuevo mundo, una nueva sociedad proclamemos a los cuatro vientos: JESÚS ES LA BUENA NUEVA.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: