Posted by: bishopgonzalez | April 4, 2008

Vicario de Cristo trae mensaje de esperanza

Vicario de Cristo trae mensaje de esperanza

MONS. FRANCISCO GONZÁLEZ, SF
Obispo Auxiliar de Washington

Al escribir estas líneas nos estamos preparando para la venida a Estados Unidos del Papa Benedicto XVI. Esta es su primera visita como Papa. Dicha visita se concentra en Washington y Nueva York. Al contemplar la figura de este Papa podemos ver en él una persona extraordinaria en el campo de la ciencia, en el ámbito espiritual, en su ministerio pastoral y en su alma de artista.

Vamos a ver a un hombre que es Vicario de Cristo aquí en la tierra y por tanto con la misión de enseñar, santificar y gobernar en servicio a la comunidad de fe. El Papa es también sucesor de San Pedro, es cabeza del Episcopado, es obispo de Roma, es jefe del Estado Vaticano y por eso lo veremos con los políticos en la Casa Blanca y en las Naciones Unidas, lo veremos con sus hermanos en el Episcopado, lo veremos hablando con los presidentes de centros académicos católicos, lo veremos con líderes de otras denominaciones religiosas y lo veremos, en ese momento tan especial, celebrando la Santa Misa en medio del Pueblo de Dios cuyo Pastor Supremo es él.

Habrá gente que estará muy cerca de él, que incluso le podrá dirigir unas palabras, que durante la celebración de la Eucaristía recibirán la Sagrada Comunión de sus manos, que lo verá pasar a unos metros de distancia en el “papamóvil”, que le podrá cantar el “cumpleaños feliz”. Eso y muchas otras cosas, sin embargo, no olvidemos que este enviado de Dios viene con un mensaje, el evangelio de Cristo. En este su primer viaje a Estados Unidos desde que el Colegio Cardenalicio lo eligió Papa y en todos los viajes que ya ha realizado como en los que tiene planeados para el futuro, él va como profeta, como hombre de Dios que debe recordarnos y hacernos ver las cosas que no andan bien, las infidelidades que cometemos contra Dios y contra su Pueblo, y las consecuencias que ello puede traer a la humanidad. Pero eso no acaba ahí, pues como Vicario del Buen Pastor nos trae también un mensaje de esperanza, que tanto necesita el mundo en estos comienzos del siglo XXI, pues por más que hemos avanzado en las ciencias humanas y en el desarrollo de nuevas tecnologías, el corazón humano sigue buscando ansiosamente algo más de lo que esos avances le pueden proporcionar.

El Papa, nuestro Papa, está preocupado por la situación del mundo que no es lo que Dios diseñó y creó en un principio. El está preocupado por esa descristianización que se está viendo en muchos países de tradición cristiana y habla y escribe invitando al retorno a esos principios por los que tantísima gente se ha guiado durante siglos y siglos. Le preocupa ese mundo secularizado que se olvida o ignora la presencia de Dios. Le preocupa, y habla de ello, ese relativismo que le quita a Dios del centro de la existencia humana. Le preocupa el que queramos hacer feliz a la persona a base de cosas materiales, a través de un consumismo que beneficia el mercado, pero no a los que pagan.

Estamos ante una oportunidad que posiblemente no se repita en un futuro próximo, nuestro Pastor Universal va a pasar un par de días con nosotros, en nuestra Arquidiócesis, pero también se va a ver su presencia en el resto del país y en otros lugares del mundo a través de los medios de comunicación que se van a dar cita aquí y que le van a seguir los pasos cuando vaya de un lugar a otro. La celebración de la Santa Misa será retransmitida y millones de personas lo van a ver y escuchar.

Nosotros, sus hijas e hijos espirituales, tendremos que ayudarle, no solamente en esta ocasión, sino también después de su marcha, a continuar evangelizando, a continuar proclamando la Verdad que es Cristo. Sin duda que habrá oposición, tal vez alguna que otra manifestación en contra de él o de lo que representa, pero nosotros debemos estar cerca para apoyar a él y su ministerio, que no es otra cosa que el anunciar y vivir de acuerdo con el evangelio de Jesús.

El Papa es el sucesor de San Pedro, y Cristo encomendó a Pedro el cuidado de su rebaño. Lo que el Papa Benedicto XVI está haciendo es simplemente seguir el mandado del Señor, cuidar su rebaño, esté donde esté, y por más reuniones que tenga con políticos, intelectuales, la prensa o lo que sea, su visita es siempre pastoral, por eso el lema que se ha elegido para esta ocasión es “Cristo nuestra esperanza”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: